El Escribir


El escribir... escribir por qué? Escribir... escribir para qué? Escribir... escribir de qué? No hay libro, diccionario o hipervínculo que te lleve a las respuestas exactas a esas preguntas, pero con toda franqueza puedo decir que mi persona se sirve de la escritura como terapia, ya que mis emociones intervienen en el propósito de mis palabras en el papel o en la entrada de mi blog.

Por lo que, suelo definir que el escribir por escribir es aburrido, es mejor no escribir, que hacerlo por cumplir la tarea de tal materia o porque te da la gana de gastar la tinta del esféro y eliminar más árboles en la tierra al utilizar la hoja de tu cuaderno universitario, o porque prefieres ganarte un dolor de espalda, al pasar unas cuantas horas sentada frente a la computadora.

Para escribir debe existir necesariamente motivación, esa chispa de dejarte manchar con tinta de ésfero cuando éste juega en tu mano derecha, o el dejar danzar tus dedos sobre las letras del teclado de la computadora y llevar tus pensamientos a la creatividad de un texto lleno de sinceridad, sea cualesquier el tema de redacción.

Es importante la capacidad de inspiración, de la que se puede servir el ser humano para hacer o crear redacciones fantásticas. Inspiración... me inspiro?... en qué me inspiro?...es duradero el tiempo de inspiración que tengo? A esas preguntas, tampoco hallo respuestas exactas, pero trataré de responder.

Como ya dije, escribo para sanar "crisis existenciales", al hacer uno que otro tachón consigo estabilizar mis pensamientos y sentimientos, ya sea que lo escrito no esté cercanamente relacionado conmigo.

Me inspiro? Por supuesto que si... en qué me inspiro?... en esas conversaciones que tienes con personas más inteligentes que tú, en esos recuerdos que mantienes, me inspiro al ver fotografías de personas significativas en mi vida, en experiencias laborales, sentimentales propias.

El hechizo de inspiración dura un tiempo, siempre y cuando esté compartiendo ese espacio en mi cuarto, lugar tan personal, tan privado, tan tuyo, sentada descalza en el piso al pie de tu cama, la radio con mínimo volúmen con esa música que ni así apagues para que no tenga efecto de inspiración en ti, deja de hacerlo.

Escribo porque me gusta... Escribo para compartir mis pensamientos... Escribo de lo que se me ocurra.

2 comentarios:

Oso Caldas dijo...

Escribir es una forma de hacer público lo que siente el alma, en especial cuando te mueven esos motivos tan profundos que giran en torno a tu vida y sentimientos. Escribir es saber decifrar lo que el alma quiere decir. Sigue escribiendo mi querida amiga que eso nos hace bien

jose solorzano dijo...

Cuando nos tamamos la osadía de escribir, es por la necesidad de catarsis, sacar de nosotros esos pensamientos, actitudes, emociones que nos envuelven. Escribir es el arte de confesarte con aquelllos que te leen, ellos leen tus confesiones, miedos e ilusiones; por lo que escribir es una necesidad que debe ser satisfecha en el instante.
No dejes de escribir para nosotros, esos locos y aficionados lectores.